Hotel BEX

El proyecto vino de la mano del arquitecto José Acosta Matos, con el que tenemos la suerte de trabajar en varios proyectos. El emblemático edifico, que en sus inicios albergó el Banco Exterior de España, para después convertirse en la sede de Guaguas Municipales y por último ser abandonado, mantenía la arquitectura robusta de edificio de la época. Sólo había que devolverle el alma.

Se pretendía conciliar la libertad creativa y la funcionalidad para los huéspedes, convirtiendo éste en un hotel singular. Una de las intervenciones consistió en recuperar la cámara acorazada y convertirla en espacio para restauración. Además, evocando un atraco, se hicieron butrones en los muros, curiosamente no armados, dejando ver un mural de lingotes de oro.

El resto consistió en respetar el espacio, jugando con la iluminación.

Client:

Acota Matos